Saltar al contenido
Vibradores 10

Sexshop online especializado en Vibradores Femeninos


Desde su invención el vibrador es el juguete sexual más solicitado en todas las tiendas eróticas, está considerado como el juguete perfecto para dar rienda suelta a tus fantasías o incluso a las de tu pareja.

Hemos clasificado todos los modelos de vibradores para que puedas comprar el mejor modelo que se adapte a tus necesidades y gustos.

Vibradores Online

Debido al gran avance que han tenido el vibrador femenino, son ya muchas mujeres y por supuesto hombres que se han animado a su uso, por que, somos de los que piensan que hay conocerse el cuerpo y que mejor manera de hacerlo que dándonos placer, ya sea solos o junto a nuestra pareja. Estamos convencidos que si han llegado a vibradores10, habrán pensado, ¿que tipos de vibradores para mujeres existen?, a continuación pueden ver los distintos tipos que hay, aunque ya saben que en la variedad esta el GUSTO.

LUBRICANTES


Blog de Sexualidad: últimas entradas

 ¿Qué son los vibradores?

De diferentes materiales, formas y colores, los vibradores y consoladores femeninos son compañeros de la intimidad cuyo único fin es dar satisfacción.

Un vibrador es un estimulante del placer sexual que puede ser utilizado por hombres y mujeres, solos o en compañía. Es un artefacto que genera pequeños impulsos vibratorios de diferentes intensidades a partir del uso de baterías. Fue inventado a finales del siglo XIX por el médico estadounidense Joseph Mortimer Granville, para dar tratamiento a una patología clínica conocida como “histeria femenina”, la cual se trataba usualmente mediante la realización de masajes aplicados en el clítoris hasta que la paciente alcanzara el paroxismo histérico, hoy conocido como orgasmo. Este primer vibrador era un artefacto electromecánico de gran tamaño por lo que las pacientes debían acudir al consultorio para recibir el tratamiento pertinente.
En los siguientes años el dildo evoluciona hasta convertirse en un objeto de uso personal que es patentado por Hamilton Beach en 1902, alcanzando altos niveles de popularidad como artefacto terapéutico por lo que era promocionado inclusive en catálogos y vendido sin remilgos en las tiendas departamentales norteamericanas hasta la década de los cincuenta cuando, a partir de las investigaciones del psiquiatra alemán Sigmund Freud y el neurólogo francés Jean-Martin Charcot, se declara que la histeria femenina no es un padecimiento legítimo quedando sin justificación el uso del vibrador. Aunado a ello el auge del cine, que trajo consigo la masificación de la pornografía, permitió ver a las mujeres haciendo uso del vibrador como juguete sexual y en consecuencia su uso fue calificado de perversión sexual, haciendo que desapareciera rápidamente de los aparadores y revistas promocionales.

A mediado de los años setenta, el vibrador vuelve a tener uso terapéutico, pero ya sin máscaras, pues la sexóloga Betty Dodson comenzó a utilizarlos en sus talleres sobre salud sexual femenina y luego en 1986 el doctor Everett Koop lo colocó en un folleto sobre prácticas sexuales seguras para la prevención del VIH que fue enviado a de 107 millones de hogares en los Estados Unidos; dándole el impulso necesario para volver a los estantes de algunos comercios como farmacias y sex shops.

  Como se usa un vibrador

Poseer un vibrador es algo perfectamente normal y esto lo debes recordar al momento de adquirir uno, por ende no debes apurar la decisión, antes de comprarlo considera lo siguiente:

  • Piensa en tu forma de alcanzar el éxtasis teniendo en cuenta qué parte de tus genitales estimulas mayormente: el clítoris, el punto g o ambos.
  • Prefieres las sensaciones intensas y localizadas o alrededor de la vulva.
  • Alcanzas el orgasmo siempre de la misma manera o deseas tener varias opciones.

Cuando hayas determinado tus preferencias eróticas puedes escoger entre un vibrador de penetración y uno de estímulo externo, así como uno de doble función. Los tradicionales se pueden usar interna o externamente.
Una vez que hayas adquirido tu vibrador, es recomendable que lo uses primero para tu auto gratificación en solitario, de manera que puedas conocerlo y saber cómo explotar al máximo su potencial erotizante.
Enciéndelo y explora tus zonas erógenas con él. No te preocupes del orgasmo, lo más importante es identificar las respuestas de tu cuerpo a la vibración, habrá algunos lugares en los que sea mucho más agradable que en otros.
Al estar plenamente familiarizada con el vibrador y los efectos que tiene sobre tu cuerpo puedes dejarte llevar hacia el orgasmo e introducirlo en la vida sexual con tu pareja.
Recuerda mantenerlo limpio siguiendo las instrucciones de higiene dependiendo del material que has escogido.

Materiales

Silicón: Su flexibilidad y similitud con la textura del cuerpo humano lo convierten en uno de los materiales más populares entre las usuarias de masturbadores, a lo que se suma el hecho de que mientras se usa este aumenta su temperatura, hasta alcanzar la temperatura corporal.
Es un material duradero que puede mantenerse limpio e incluso esterilizarse, no es poroso, es hipoalergénico y libre de toxicidad.
Elastómero: Es otro de los materiales populares para la manufactura de vibradores, al igual que el silicón es hipoalergénico aunque se opone a este en que es un material duro. Es utilizado comúnmente en juguetes sexuales dirigidos a la penetración.
Dependiendo del fabricante, los vibradores de elastómero se presentan en diversas texturas, se pueden utilizar con lubricantes a base de agua y, si no está aliado con silicón, también se puede aplicar este tipo de lubricante.
Son fáciles de limpiar y aunque no se pueden esterilizar, se mantienen muy bien mediante el uso de limpiadores antibacteriales.
Plástico: PVC o ABS son materiales rígidos dirigidos a aquellas personas que desean un poco de firmeza.
Látex: Es un material resistente y duradero, tiene buena dureza y firmeza pero ofrece una buena textura.
Eco-amigables: Se conocen como eco – amigables aquellos estimuladores eróticos fabricados en materiales como metal, vidrio y madera que son materiales que se hallan en la naturaleza, no poseen aditivos que pudieran ser tóxicos y son recargables.

Descubre nuestro Blog de Sexualidad