Saltar al contenido
Vibradores 10

Si tengo un gatillazo significa que no le gusto

gatillazo masculino

Si nunca has escuchado el término gatillazo muy probablemente tampoco lo hayas experimentado, ¡bien por ti! Sin embargo nadie está exento de que le ocurra así que es mejor saber de que se trata para estar prevenidos en caso que suceda y, sobre todo, manejarlo adecuadamente.

¿Que es un gatillazo?

Pues bien, se trata de la pérdida súbita y sin razón de la erección durante el acto sexual antes de que el hombre alcance el orgasmo; suena un poco bizarro pero es así, el gatillazo es como si alguien pasa el interruptor y la función se acaba, no se trata de falta de deseo ni de excitación, por el contrario ambas cosas están presentes pero el miembro simplemente lo ignora y no responde.

En este punto el estrés y la ansiedad invaden al hombre que se pregunta ¿por qué no se me levanta? Después de todo se como hacer que mi novia se corra y lo he hecho antes, ¿qué sucede ahora?

Pues bien, antes que nada hay que saber que los gatillazos son algo totalmente normal que afecta a casi todos los hombres en mayor o menor medida durante algún momento de su vida, a diferencia de la disfunción sexual eréctil donde el hombre desde el principio dice “no se qué pasa, simplemente no se me levanta” en el gatillazo si hay una erección pero esta se pierde repentinamente. Las razones del gatillazo son múltiples y van desde estrés, preocupaciones y ansiedad (con frecuencia dando lugar a un gatillazo en la primera cita, algo por lo que nadie quiere pasar) hasta el consumo de ciertas sustancias como algunos medicamentos y en especial el tabaco y el alcohol.

La buena noticia es que el gatillazo tiene solución y de hecho, si ocurre en menos del 50% de los coitos no debería ser algo preocupante, sin embargo muchos hombres hacen de esto un drama innecesario porque creen que no sabrán como conseguir que una mujer se corra cuando la verdad unos pocos cambios en el estilo de vida harán que todo vuelva a la normalidad.

Visita nuestro Sexshop Online

¿Por que he sufrido un gatillazo en la primera cita?

Si es la primera vez que sufres un gatillazo o durante los juegos preliminares ha sufrido un pequeño gatillazo analiza lo siguiente: ¿qué sustancias consumiste ese día; alcohol, tabaco, algún medicamento o quizás alguna droga?, ¿es la primera vez que lo consumes? ¿Han habido cambios en tu vida recientemente que te puedan estresar? ¿Has dormido bien?

Las repuestas a todas estas preguntas te ayudarán a ubicar la causa del gatillazo y corrigiéndolas es posible que no lo vuelvas a experimentar, ahora si los gatillazos continúan o aparecen en más del 50% de los coitos, sería bueno consultar un experto ya que podría deberse al descenso de las hormonas masculinas… Por fortuna ¡eso también tiene solución!

¿Existe el gatillazo femenino?

Ahora bien, el gatillazo no es un problema exclusivo de los hombres, de hecho también existe el gatillazo femenino que incluso puede llegar a ser más frecuente que el de los hombres y se caracteriza por la interrupción súbita de la lubricación vaginal y “el descenso” de la temperatura aun cuando la mujer tiene deseo de mantener contacto íntimo.

¿Las causas? Usualmente las mismas que afectan a los hombres aunque en el gatillazo de mujeres suelen ser más frecuentes las de tipo psicológico tales como el estrés asociado al trabajo, preocupación por algún problema, miedo a quedar embarazada e incluso pensar en elementos tal subjetivos como ¿le gusto?, siendo esto último especialmente cierto con el gatillazo en la primera cita. ¿La solución? Dejar los problemas fuera de la cama y dedicarse a disfrutar, aunque eso sin duda suele ser más fácil decirlo que hacerlo.

En cualquier caso, sea un gatillazo masculino o femenino, la calve para solucionar el problema están en hablarlo; la falta de comunicación siembra dudas e incertidumbres que a la postre agravan el problema, aparecen preguntas como ¿será que es porque no le gusto? Y cosas por el estilo que no harán más que aumentar el problema.

Si sufres de un gatillazo, sobre todo si ya ha ocurrido más de una vez, habla con tu pareja, busquen la solución y tengan por seguro que la relación saldrá fortalecida; de igual forma, no duden en buscar ayuda si las cosas no se resuelven fácil, después de todo los expertos están allí para solucionar este tipo de problemas y permitir que las parejas vivan una sexualidad plena y placentera.